10 PRINCIPIOS PARA QUE LA ORACION SEA ESCUCHADA




1. Mateo 7:7-11

"Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y

se les abrirá.

Porque todo el que pide, recibe; el que

busca, encuentra; y al que llama, se le abre …¡cuánto

más su Padre que está en el cielo dará cosas buenas a

los que le pidan!"

PRINCIPIO: El pedir empieza con pedir. El recibir

algo de Dios comienza con el acto sencillo de pedir.

Esto implica humildad y dependencia.

Santiago 4:2

"No tienen porque no piden."

Lucas 11:9

"Pidan, y se les dará…Porque todo el que pide,

recibe."

2. Mateo 18:19

"Les digo que si dos de ustedes en la tierra se ponen de

acuerdo sobre cualquier cosa que pidan, les será

concedida por mi Padre que está en el cielo."

PRINCIPIO: El pedir tiene que ser en un espíritu de

acuerdo; esto implica que si hay un espíritu de

desacuerdo en la comunidad de creyentes, Dios no

concederá sus peticiones.

3. Marcos 11:23-26

"Les aseguro que si alguno le dice a este monte:

‘Quítate de ahí y tírate al mar’, creyendo, sin abrigar la

menor duda de que lo que dice sucederá, lo obtendrá.

Por eso les digo: Crean que ya han recibido todo lo que

estén pidiendo en oración, y lo obtendrán. Y cuando

estén orando, si tienen algo contra alguien, perdónenlo,

para que también su Padre que está en el cielo les

perdone a ustedes sus pecados."

PRINCIPIO: El pedir tiene que ser acompañado de

la fe de que la petición es concedida; esto implica que si

uno no cree que la petición haya sido concedida,

entonces no lo es. Se implica también la posibilidad de que la persona que no perdona a otro no debe esperar nada en oración hasta que haya perdonado.

Hebreos 11:1

"La fe es la garantía de lo que se espera, la

certeza de lo que no se ve."

Hebreos 11:6

"Sin fe es imposible agradar a Dios, ya que a quienes lo buscan."

cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer

que él existe y que recompensa

4. Juan 14:12-14

"Ciertamente les aseguro que el que cree en mí las

obras que yo hago también él las hará, y aun las hará

mayores, porque yo vuelvo al Padre. Cualquier cosa que

ustedes pidan en mi nombre, yo la haré; así será

glorificado el Padre en el Hijo. Lo que pidan en mi

nombre, yo lo haré."

PRINCIPIO: El pedir tiene que ser acompañado de

la autoridad de Jesús; esto implica que si uno depende

de otra autoridad, la petición no será concedida.

Juan 16:23-24

"En aquel día ya no me preguntarán nada.

Ciertamente les aseguro que mi Padre les dará todo lo

que le pidan en mi nombre. Hasta ahora no han pedido

nada en mi nombre. Pidan y recibirán, para que su

alegría sea completa."

5. Juan 15:7-8

"Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en

ustedes, pidan lo que quieran, y se les concederá. Mi

Padre es glorificado cuando ustedes dan mucho fruto y

muestran así que son mis discípulos."

PRINCIPIO: El pedir tiene que ser acompañado del

permanecer en Cristo y su Palabra; esto implica que si

uno no mantiene una relación viva, amorosa, y creciente

de obediencia a Cristo, la petición no será concedida.

6. Santiago 1:5-8

"Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a

Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos

generosamente sin menospreciar a nadie. Pero que

pida con fe, sin dudar, porque quien duda es como las

olas del mar, agitadas y llevadas de un lado a otro por el

viento. Quien es así no piense que va a recibir cosa

alguna del Señor; es indeciso e inconstante en todo lo

que hace."

PRINCIPIO: El pedir tiene que ser sin dudar; esto

implica que una fe estable y segura es necesaria

para que uno pueda esperar respuestas a la

oración.

7. Santiago 4:2-3

"Desean algo y no lo consiguen. Matan y sienten

envidia, y no pueden obtener lo que quieren. Riñen y se

hacen la guerra. No tienen, porque no piden. Y cuando

piden, no reciben porque piden con malas intenciones,

para satisfacer sus propias pasiones."

PRINCIPIO: El pedir tiene que tener motivos

altruistas, una agenda no egoísta; esto implica que es

mejor pedir al beneficio de otros, no al beneficio de los

placeres y comodidades propios.

Gálatas 6:1-5

"Si alguien es sorprendido en pecado, ustedes ]

que son espirituales deben restaurarlo con una

actitud humilde. Pero cuídese cada uno,

porque también puede ser tentado. Ayúdense

unos a otros a llevar sus cargas, y así cumplirán

la ley de Cristo. Si alguien cree ser algo,

cuando en realidad no es nada, se engaña a sí

mismo. Cada cual examine su propia conducta;

y si tiene algo de qué presumir, que no se

compare con nadie. Que cada uno cargue con

su propia responsabilidad."

Filipenses 2:3-5

"No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos. Cada uno debe velar no sólo por sus propios intereses sino también por los intereses de los demás.

La actitud de ustedes debe ser como la de

Cristo Jesús…"

8. I Juan 3:21-22

"Queridos hermanos, si el corazón no nos condena,

tenemos confianza delante de Dios, y recibimos todo lo

que le pedimos porque obedecemos sus mandamientos

y hacemos lo que le agrada."

PRINCIPIO: El pedir tiene que ser acompañado de la confianza en su propia obediencia fiel y amorosa; esto implica que si no tenemos confianza en nuestra fe y si no tenemos confianza en nuestro amor para con otros, entonces podemos tener poca confianza de que nuestras peticiones sean concedidas.

9. I Juan 5:14-15

"Esta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios:

que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye. Y si

sabemos que Dios oye todas nuestras oraciones,

podemos estar seguros de que ya tenemos lo que le

hemos pedido."

10. Romanos 8:26-27 (Mateo 6:8)

"Así mismo, en nuestra debilidad el Espíritu acude a

ayudarnos. No sabemos qué pedir, pero el Espíritu

mismo intercede por nosotros con gemidos que no

pueden expresarse con palabras. Y Dios, que examina

los corazones, sabe cuál es la intención del Espíritu,

porque el Espíritu intercede por los creyentes conforme a

la voluntad de Dios."

PRINCIPIO: El pedir tiene que ser con seguridad

absoluta. Dios sabe lo que necesitamos antes de

que le pidamos porque el Espíritu intercede por

nosotros expresando a Dios lo que nosotros no

podemos. Esta verdad nos da gran seguridad,

especialmente cuando no estamos seguros de cómo

orar ni cuáles cosas pedir. Sin embargo es nuestra

responsabilidad orar, y orar bien.

Mateo 6:8

"No sean como ellos los gentiles que se imaginan que serán escuchados por sus muchas palabras, porque su Padre sabe lo que ustedes necesitan antes de que se lo pidan."

Conclusión


¿Cuál es la respuesta de Dios a las oraciones que

califiquen?

¡Las contesta!

¡Las contesta abundantemente!

¿Qué debe ser nuestra respuesta cuando Dios contesta?

¡Tener gozo!

¡Glorificar a Dios mostrando que somos sus

discípulos!

 


PRINCIPIO:
El pedir tiene que ser de acuerdo con la

voluntad de Dios; esto implica que si la petición no

es de acuerdo con la voluntad de Dios, como está

revelada en la Palabra de Dios, entonces no será

concedida.

Artículos recientes

Calendario

April 2014
M T W T F S S
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
<< < > >>
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso